Una de las primeras tareas que debes hacer, una vez que tengas controlados tus gastos y liberado dinero para el ahorro cada mes, es iniciar un fondo de emergencia. ¿Qué es un Fondo de Emergencia? Es una cantidad de dinero, en una cuenta remunerada o depósito, al que puedas acceder fácil y rápidamente y que solo se utilizará en caso de emergencias o gastos imprevistos muy elevados. No es para comprar un coche nuevo, no es para comprar un iPad, no es para reformar la casa, solo es para usar en caso de emergencia. Un fondo de emergencia es una de las herramientas más valiosas que puedes tener, te protege de todos los imprevistos económicos que pueden destrozar tu planificación financiera y tu tranquilidad lanzándote a los brazos de la deuda.

Te preguntarás y ¿para qué necesito un fondo de emergencia? Pues veamos algunos ejemplos en los que tener o no tener un fondo de emergencia, es la diferencia entre evitar las deudas o meterse de lleno en ellas, con todo lo que ello conlleva

– Pérdida de trabajo
– Rotura de un electrodoméstico
– Averías del coche

Un fondo de emergencia es esencial para la correcta gestión de tu dinero y para dormir más tranquilo por las noches.

¿Qué cantidad es necesaria para un fondo de emergencia?

La cantidad necesaria depende de tu situación personal. De lo estable que sea tu trabajo, de si tienes hijos o no, de si te es imprescindible usar coche, de si tienes o no tienes hipoteca, etc.

Examina tus ingresos y necesidades y elige la cantidad con la que estés más cómodo. Normalmente, suele ser recomendable tener un fondo de emergencia que te cubra todos los gastos de al menos entre 3 y 6 meses. Siendo lo máximo recomendable tener cubiertos 2 años de gasto.

Es importante que el fondo de emergencia no sea demasiado pequeño pero igual de importante es que no sea demasiado grande. Si lo haces demasiado grande estarás incurriendo en un coste de oportunidad, ya que el dinero de más destinado al fondo de emergencia, debería estar siendo utilizado para invertir en mejores opciones que den una rentabilidad mayor.

¿Cómo comenzar un fondo de emergencia?

En caso de que tengas deudas, primero crea un pequeño fondo de emergencia (con el 5% de tu sueldo bastaría) antes de comenzar a reducir la deuda. Una vez eliminada toda la deuda, empieza a crear un fondo de emergencia de verdad.

Lo primero es elegir el producto financiero donde debes depositar el dinero, te recomiendo una cuenta remunerada o un depósito a plazo fijo pero que este último no tenga penalización por cancelación. Con estos productos tienes total disponibilidad de tu dinero en todo momento pero no puedes acceder a este con facilidad, ya que estos productos no llevan asociadas tarjetas de crédito o débito.

Se tardan muchos meses y años en finalizar un fondo de emergencia, por lo que márcate objetivos más pequeños para no perder la motivación. Por ejemplo, si quieres un fondo de emergencia que te cubra todos los gastos que tienes durante un año, primero ponte como objetivo un mes de gastos, luego 3 meses, más tarde 6 meses, 9 meses y por último un año. De esta forma, irás viendo cómo vas avanzando hasta la consecución de tu objetivo final sin perder la motivación.

Inicialmente es recomendable que el 100% de tus ahorros vayan dirigidos a la formación de este fondo de emergencia pero que poco a poco vayas usando un porcentaje de tus ahorros para la inversión y no todo para el fondo de emergencia.

Por ejemplo puedes decidir que una vez alcanzado un tercio del fondo de emergencia, vas a usar un 25% de tus ahorros para inversión, posteriormente al alcanzar el 50% del fondo, usas un 40% para inversión, cuando llegues al 75% del fondo de emergencia podrías aumentar hasta un 70% el dinero de tus ahorros destinado a la inversión y ya al finalizar el fondo, todos tus ahorros irán destinados a la inversión.

Recuerda que la finalización de un fondo de emergencia es una tarea que dura años, por lo que mientras debes ir dedicando parte de tus ahorros, de forma progresiva, en invertir para no incurrir en un coste de oportunidad por los años perdidos con una rentabilidad menor.

¿Ya tienes creado tu fondo de emergencia?

Si tienes deudas para iniciar a hacerlo ¡Llámanos! En FINANCIERÍA MEXI te prestamos desde $10,000 hasta 1 millón de pesos con las tasas más competitivas del mercado. Con garantía automotriz o inmobiliaria y lo mejor sin necesidad de empeñar nada.

Liquida tus deudas y comienza tu fondo de emergencia.